domingo, 4 de septiembre de 2016

Salvaje

Susurrame como un tigre.
Quiero toda tu ferocidad
al borde del silencio
como una confesión.
El viento que suena
desde tus colmillos
despertará en mi vientre
la vida, la palabra.
Al oído, como un tigre,
ahora mismo,
por favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario