miércoles, 29 de junio de 2016

Futuro



Un barco parte de Lisboa.
Otro, de Nápoles.
Otro, de Nueva York.
Otro, de Todos Lados.
En sus vientres de madera,
vienen los ancestros.
Desde la borda, miran el cielo frío.
En el miedo del vaivén
se aferran a la mano de sus hijos.
Les prometen un futuro
con palabras que nunca he escuchado,
y no saben adónde van.
El mar marea tanto
como la nostalgia por el pago.
(golpea menos).
Andan el camino de los idos.
Rama que se quebró y cayó
lejos del árbol.

Vengan, no tengan miedo.
Vengan todos a mí tejiendo el destino.
Soy yo ese puerto, ese futuro.
Los estaré esperando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada