jueves, 21 de enero de 2016

Sobre los talleres de escritura

Hoy vi, por el espejo retrovisor, que el auto de atrás era de la academia donde aprendí a manejar; al volante iba mi instructor. Pensar que ayer fui su alumna y hoy vamos como pares en el tránsito.

Algo así pasa con los talleres de escritura. Compartimos herramientas, motivaciones, lecturas inspiradoras con nuestros alumnos, ejercitamos... Y un buen día, si lo hicimos bien, después nos cruzamos así, en la calle de la literatura, de igual a igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario