viernes, 4 de septiembre de 2015

Una vaca negra

Perdón, pequeño Aylan.


El agua es una vaca negra.
Mira al niño muerto en la orilla
y se le humedecen los ojos.

Lo lame como a un ternero.
Lame sus ojos vacíos
la boca abierta que ya no llama a mamá
las manos que se soltaron de papá.

El agua muge en la espuma.
Mu
Mu
Muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada