viernes, 12 de junio de 2015

Testigos

Dos mujeres arrastran un changuito
hasta la avenida.

Polleras recatadas, confeccionadas en casa.
Camisas desempolvadas con cuello bordado.

Arrastran una fe que se expresa en folletos
y aseguran
advierten
prometen
el fin del mundo.

El renegrido cabello, recogido.
Mechones rebeldes bajo invisibles.

Las dos mujeres son testigos
de la finitud.
Esperan de pie
con paciencia gatuna
e imposible optimismo.

Me pregunto si les gusta
el cine catástrofe,
si conocen a Moebius y su cinta,
si hacen reservas en los restoranes,
si van pagando una fosa en cuotas.

Conversan quedo y casi sin gestos.
La gente pasa de largo.
Siempre la misma cantidad de folletos.

Algún día,
entre una mañana y otra igual,
el fin del mundo abrirá su boca.
Será un cambio.
Y, mientras los demás corran, griten, lloren,
ellas romperán todos su folletos
liberadas,
tirarán papelitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada