viernes, 14 de febrero de 2014

Boquitas pintadas

Hace poco, formé parte del equipo de trabajo del portal educ.ar que armó un homenaje a Manuel Puig y a su maravillosa novela Boquitas pintadas. Este fue el resultado. Encontrarán mi letra y mis ojos por allí.

miércoles, 12 de febrero de 2014

La atadura de la sintaxis

Aspiro a escribir versos desestructurados y libres, pero sigo muy atada a la sintaxis. El trabajo es arduo. Es que me cuesta lograr sentido con frases sueltas. Se estila, pero pocos lo hacen bien realmente. Un gran ejemplo es el poeta Joaquín Valenzuela, a quien admiro profundamente.

Admirar es aspirar a algo, pero no necesariamente lograrlo. Creo que tendré que contentarme con leer y admirar. Escribir es otra cosa. Tendré que admitir que mi estilo es otro. Al menos, el que me sale por ahora es otro.

miércoles, 5 de febrero de 2014

Eichenbaum sobre las obras literarias y el artista


«Una vez adoptada la proposición fundamental —ni una sola obra literaria puede ser en sí una expresión directa de los sentimientos personales del autor, sino que es siempre una construcción y juego— no podemos y no debemos ver en semejante trozo más que un determinado procedimiento artístico. El trámite habitual que consiste en identificar un juicio particular extraído de la obra con un supuesto sentimiento del autor lleva a la ciencia a un callejón sin salida. El artista, hombre sensible que pasa por tal o cual estado de ánimo, no puede ni debe ser recreado a partir de su creación. La obra de arte es un objeto acabado al que se ha dado forma, que ha sido inventado y que es, no solamente artístico, sino también artificial (en el mejor sentido de esta palabra). Por tal motivo, no es ni puede ser una proyección de la experiencia psicológica» (Eichenbaum, 2008, p. 235).

Referencia bibliográfica
Eichenbaum, B. (2008). Cómo está hecho El capote de Gogol. En Todorov, T. (Comp.), Teoría de la literatura de los formalistas rusos (pp. 217-240). Buenos Aires: Siglo XXI Editores.