sábado, 13 de diciembre de 2014

Ella

Creció en mí.
No sé de qué patria ha venido.

A veces se queda mirando el aire
y sonríe.
Pienso en mis ancestros,
en la hermana que no llegó a conocer.
Sonríe a la nada. Ríe y mira
el rincón vacío.

Conoce mis entrañas más que yo.
Y no sé de dónde viene.

Se supone que soy su guardiana, su perra guía...
pero estoy ciega.

¿De dónde?
Sonríe otra vez.
Qué patria.

¿Sabrá de todos los barcos que encallaron
antes de su llanto vigoroso?
¿Sabrá de antemano nuestros nombres?
¿Sabrá la manera en que por las noches
echamos nuestros cuerpos corroídos por el día,
el olor secreto de nuestras almohadas?

Horadó mi vientre hasta hacer su nido
y ahora con ojos de pájaro
le hace muecas al aire,
a ese rincón.

Se supone que soy su guardiana,
un faro antiniebla, estrellita de Belén.
Pero qué sé de abrir caminos yo.

Ahora ella me mira.
Me mira.
Yo simplemente ladro, muevo la cola.

2 comentarios:

  1. ¡De lo mejor, Vero! ¡Que tengas un buen año!

    Gastón Córdoba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Gastón querido! Un excelente año también para vos y los tuyos.

      Eliminar