viernes, 22 de agosto de 2014

El miedo

Dicen que el miedo
muerde
que muerde hasta devorarnos

pero es más bien una lamida
dulce
lenta
pegajosa
que nos va mojando la ropa
la piel
los órganos internos
que llega hasta la médula
y atraviesa el cuerpo
como un flechazo
un relámpago.

Y después llueve
animalmente
después llueve tanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario