viernes, 8 de agosto de 2014

Cenicienta

Era la mujer de sus sueños, pero, si uno solo de sus zapatos olía así, mejor no salir a buscarla por el reino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada