viernes, 27 de junio de 2014

Poemas y consignas

Qué felicidad cuando un alumno escribe un poema tan bello, tan profundo, tan enorme que la consigna con que uno pretendió inspirarlo termina siendo una mera tontera literaria, algo pequeño y, por supuesto, olvidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario