miércoles, 12 de febrero de 2014

La atadura de la sintaxis

Aspiro a escribir versos desestructurados y libres, pero sigo muy atada a la sintaxis. El trabajo es arduo. Es que me cuesta lograr sentido con frases sueltas. Se estila, pero pocos lo hacen bien realmente. Un gran ejemplo es el poeta Joaquín Valenzuela, a quien admiro profundamente.

Admirar es aspirar a algo, pero no necesariamente lograrlo. Creo que tendré que contentarme con leer y admirar. Escribir es otra cosa. Tendré que admitir que mi estilo es otro. Al menos, el que me sale por ahora es otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada