miércoles, 22 de enero de 2014

XI (serie Marítimos)

XI
El prodigio secreto.
A la tarde, el sol cae
en silencio
en el cuadrado de mi ventana.
Es una moneda de cobre
que alguien arroja entre los techos de teja.
No hay fuente alguna,
la moneda no es mía.
Igualmente renuevo mis deseos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada