lunes, 29 de julio de 2013

Mensajes en código

La chica teclea con prisa
mensajes de texto.
Los botones del celular suenan.

Tatatá
tac tac tac
tatatá.

Por un instante
veo trincheras y soldados
plena guerra de telégrafos
y la avanzada del enemigo.

Tomás Alva Edison
y su código de golpecitos de amor
en la mano de María
y consumación
en la oscura entrepierna.

Tatatá
tac tac tac
tatatá.
La chica teclea.

La historia es la misma.
Una guerra es el amor.

miércoles, 24 de julio de 2013

Presentación de Macanudo 10, de Liniers


Con letra clara

1
Libretita linda que compré
para confesar mis secretos con letra imprenta.

2
Que la hoja gire en el rodillo.
Teclear teclear teclear
sonidos iguales
hasta que suene la campanilla de la salida
de la oficina.

3
Un punzón.
El papel se vuelve un cordón montañoso
y táctil de palabras.

4
La pirámide bajo el sol.
En las paredes dibujamos la voz que pronunciamos
para que el hombre muerto llegue a destino.

5
La clave está en el limón.
Yo le escribo cartitas con ácidas letras invisibles
y ella les pone su fuego y las revela.

6
Mi nombre con letra clara.
Formulario en mano.
Tiendo el brazo hacia el futuro y lo miro a los ojos.

martes, 23 de julio de 2013

Burguesía

Julio te reveló burguesa.
Cosa del frío, te excusás.

El viento lame
tu cuerpito tapado de piel
y escupe algunas cuadras más allá
la bola de pelo.

Cosa del frío, decís
mientras pasás alta y airosa
por esta ciudad hedionda
y desarropada.

lunes, 22 de julio de 2013

Girondo

Girondo, girondo.
Poesía sin fond
O
o
o
.

Finitud

Esa aciaga noche, el anciano filósofo miró a los familiares reunidos al pie de su cama. Muchos de ellos habían viajado kilómetros y kilómetros para verlo antes del final. Acongojado por ellos, pensó qué debía decirles en un momento así. Entreabrió los labios y todos se acercaron a él, en respetuosa actitud de escucha. Solo una mosca revoloteó en las alturas cuando el filósofo compartió su última reflexión.

—Si la vida es finita, ¿la muerte... es gruesa?

miércoles, 17 de julio de 2013

El perro

El perro es un animal positivo, optimista, por eso lo queremos tanto. Ya quisiéramos ser como él... Es que el perro es un gran admirador del mundo. Se sorprende gratamente por las estrellas, por cada centímetro de cuerpo de los hombres y las mujeres, se admira por el pasto que se mueve y que es tan tierno, por el viento en verano, las luces y las sombras, y los gatos, sobre todo los gatos. Ama a todos por igual. Su espíritu es siempre el de un niño. Donde quiera que vaya, donde quiera que olfatee, él se queda admirado y dice:

—¡Guau!

martes, 16 de julio de 2013

Número telefónico

Y si te llamo, Dios,
acaso podré hablarte alguna vez.
Qué mensaje tendrá tu contestador.
Qué señal me enviarás
para que abra mi boca humana
para que metas tu mano en mi interior
qué señal
para que finalmente
extirpes esa piedra tonelada
que gravita en mí.

Pero siempre
el número solicitado
se encuentra momentáneamente congestionado.