jueves, 3 de octubre de 2013

Misterios

Me gustaría
saber de aviones, de tornillos, de géneros,
saber qué tarugo usar en cada caso,
conocer los misterios de los cables y, también,
calcular a ojo el peso de un trozo de carne.
Qué no daría por manejar un auto,
saber el movimiento exacto que mata con la espada,
tener la fuerza justa para abrir ciertos frascos
y, de memoria, decir las partes de un motor.

Yo solamente sé
(y me conforma)
una sola palabra
que es el todo y lo uno al mismo tiempo,
que es la vida y la muerte en un instante,
que es el cantar nuevo de los hombres antiguos.

Yo solamente sé esa palabra
y finjo entender qué suena detrás cuando digo
poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario