martes, 1 de octubre de 2013

Máximo Simpson: La patota

Así, de pronto,
en medio de la fiesta,
del rock, del rap, del crash,
el homo sapiens se desnuda.
Husmea, demarca el territorio,
y con airadas manos recupera su hacha.
Bestia plural, compacta,
la patota despliega su dominio,
acorrala a su presa.
Con infinitos pies,
con infinitos puños,
con sus arcos y flechas,
con sus viejos garrotes,
con sus 45,
la bestia numerosa desmantela,
desangra a la fragilidad.
Y aunque indiferente o recelosa,
la patota es esclava de una honda pulsión;
con anónimo rostro hace saber quién es:
borbota su rugido,
ese almíbar impune que atraviesa los tiempos.
Y ahí, en la vereda, puro estorbo,
yace el muchacho aquel que sólo fue a bailar,
una noche cualquiera,
a comienzos del siglo veintiuno.

(De A fin de cuentas, 2006)

Fuente: Artesanía en Literatura Poética

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada