jueves, 31 de octubre de 2013

Corregir poesía

Será que soy una lectora apasionada, será el amor por la profesión, será que escribo mis propios poemas... Al corregir textos poéticos, me maravillo tanto por la mirada, los recursos y el estilo ajenos que me cuesta hacer una devolución crítica que no esté teñida por la admiración.

La correctora y la lectora en mí agradecen. Y piden más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada