martes, 20 de agosto de 2013

Guirnalda

Es que somos una fiesta vos y yo.
Estamos juntos y se prenden las farolas.
Se nos hace la noche tan solo por la luna.

Somos una fiesta y tejemos la guirnalda.
Yo doy una vuelta y vos, la tuya
y así vamos enredando
nuestros cuerpos, nuestras manos,
como pañuelos en alto.

Somos una fiesta y en las bocas el vino
enciende las pasiones más rubíes
y seguimos unidos, penelopeando,
esperamos que el cordón se vuelva fruto:

un payé con tus cabellos para la suerte,
una anécdota imborrable que no olviden las arrugas,
un pequeño hijo, que siga este baile,
que tararee nuestros nombres cuando no haya más música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada