martes, 16 de julio de 2013

Número telefónico

Y si te llamo, Dios,
acaso podré hablarte alguna vez.
Qué mensaje tendrá tu contestador.
Qué señal me enviarás
para que abra mi boca humana
para que metas tu mano en mi interior
qué señal
para que finalmente
extirpes esa piedra tonelada
que gravita en mí.

Pero siempre
el número solicitado
se encuentra momentáneamente congestionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario