viernes, 10 de mayo de 2013

Un premio a la poesía popular

Vengo de vivir unos cuatro días monumentales en Abrazo de Voces, el encuentro literario que organizan todos los años Las Pretextas (Alicia Márquez, Bibi Albert, María Laura Coppie y Mariana Toniolo) en el Pub SADEM. Cuatro días de poesía, de espectáculos musicales de altísimo nivel y, en especial, de compartir. Me he reencontrado con poetas queridos y he conocido personas luminosísimas.

Ese encuentro tiene un premio que conjuga el voto unánime de Las Pretextas y el del público. Resulté finalista, lo cual me llena de emoción y agradecimiento. La ganadora absoluta resultó mi tocaya Verónica Peñaloza. Cuando anunciaron que era la ganadora me largué a llorar como si hubiera ganado yo misma. Es que Peñaloza (conózcanla, no saben lo que se pierden), autora de Cuerda floja, enamoró al público con sus letras. (Si hay algo malo en ser finalista es que uno queda excluido de la votación; cuánto lamenté no haberla votado yo también).


Presentación de Cuerda floja, en Abrazo de Voces 2013

Peñaloza es una poeta joven, fresca y muy talentosa. Una verdadera renovadora del género porque hace poesía popular en serio. Su poesía es reveladora, sin vueltas, sin palabras pretenciosas. Su poesía no exige; por el contrario, da.

A veces los premios literarios son justos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada