sábado, 11 de mayo de 2013

Enfermedad de las vías respiratorias

Cuando enfermamos de los pulmones, de la garganta,
de las vías respiratorias,
nos volvemos narcisos.

Narcisos en la cocina junto al fueguito,
llenando el jarro,
mirando el agua que ha hervido,
mirando el fondo de ese estanque doméstico
hasta hundir la cabeza en él.

Narciso tenía mucha tos y le costaba respirar,
igual que a mí esta mañana de sábado.
El resto es puro cotilleo y paparazzi.
Envidia pura.

2 comentarios:

  1. Uy! me mataste, Vero.
    Estoy leyendo en esto ahogada en un mar de mocos.
    Es verdad lo de Narciso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy igual, pero empezando a recuperarme.

      Me preguntás si es verdad lo de Narciso. Bueno, a veces me gusta jugar a que las historias que conocemos bien no son como nos las contaron...

      Beso y que te mejores pronto, Lady María.

      Eliminar