domingo, 14 de abril de 2013

Inundación

Soy un pararrayos de interior en el medio de la casa.
No sé de dónde la inundación
ni por qué lo cubre todo y me ahoga.

Para evitarlo
trago de un solo trago
el agua torrencial.

Y ahí el descubrimiento:
malditas goteras
en los malditos ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario