viernes, 1 de febrero de 2013

Diálogo real: La mujer que estaba siempre al borde de la muerte

Camino con una compañera de trabajo por una callecita del centro. Charlamos sobre literatura y humor; nos recomendamos libros y autores. A mitad de cuadra, una voz estridente nos distrae. Una mujer, iracunda por completo, gesticula con una mano y con la otra sostiene el celular.

—¡No, mamá, no voy nada! Siempre estás al borde de la muerte y nunca pasa nada.

Pero algún día esa mujer, inexorablemente, va a tener razón.

2 comentarios:

  1. Es así . Un día algo pasará y quedará en la memoria. No hicimos nada porque siempre estaba la amenaza y de allí no pasaba. pero un día la muerte se presentará y nos quedamos ahí,inmóviles, sin poder asimilar que esta vez fue verdad.Y yo, que hice? Nada, que podría haber hecho? Escuchar y hacer compañía para que al soledad no fuese tan dura. Triste. Muy triste.La realidad.

    ResponderEliminar
  2. jajaja pero a mi me hiciste reir, con ese "y nunca pasa nada". Es como un reproche muy extravagante! "¿Y, vieja? ¡¿Para cuándo te vas a morir?!"

    ResponderEliminar