miércoles, 30 de mayo de 2012

Humanidad



Somos cóncavos. Estamos
llenos de         vacío.
Somos humanos,
re cor ta dos,
hundi
dos.
En
lo profundo,
por completo nos define
la                                                falta.

El hilo


«Con este hilo te salvarás», lo animó Ariadna, pero el Minotauro sabía que hebra larga era haragana...

martes, 29 de mayo de 2012

En el Día del Ejército Argentino

Hoy es el Día del Ejército Argentino, institución que nació con la Patria en 1810 y que hoy, con 202 años de historia, es juzgada y criticada por sus errores.

Debo decir que, amante de la paz como soy y seré, no fue una decisión fácil entrar en el ejército a trabajar como correctora. Implicó todo un dilema moral. ¿Estaba bien trabajar en una institución que había participado de un período tan oscuro de nuestra historia? Entonces pensé que sería una buena oportunidad para conocerla por dentro y sacar mis propias conclusiones. Entré llena de prejuicios y de clases de historia mal sabidas y el ejército, aun así, me abrió sus puertas.

El ámbito castrense es duro. Las exigencias son máximas y el único reconocimiento suele ser la satisfacción del trabajo bien hecho. Tuve que aprender los grados, las jerarquías y algunas costumbres castrenses: la disciplina, la puntualidad (eso no lo aprendí tan bien), el respeto, la dedicación al trabajo, el ser responsable total de los propios errores.

Conocí mucha gente detrás de un escritorito y debo decir que no encontré nada diferente que en otros ámbitos, salvo por el enorme compromiso con su vocación, un compromiso desmedido y nunca cuestionado (porque ir al trabajo no es solo eso, sino capacitarse para defender, eventualmente, nuestro suelo). Los soldados son gente muy parecida al kioskero de enfrente, que trabaja para mantener a su familia, a la doctora del hospital, que hace veinte horas que no duerme porque está de turno, al maestro, que le entrega su conocimiento a la generación siguiente.

Es cierto que tiene tradiciones que nos parecen anticuadas, pero ahí reside justamente su fortaleza. Todo remite a su historia, a sus héroes, a sus raíces siempre subordinadas a la libertad. El ambiente, que a primera vista parece hostil, es en realidad una prueba para el carácter. La presión de los superiores te vuelve fuerte; las arengas te vuelven valiente; la repetición de acciones te vuelve rápido y eficaz y todo ello, vivido en comunidad, te da el sentido de pertenencia. Cuando, después de mucho esfuerzo, los objetivos se cumplen, crece el orgullo de pertenecer, de formar parte, de continuar las hazañas de aquellos hombres de mayo. Cada generación debe continuar el legado y eso solo se puede hacer teniendo fresca la historia, la blanca y pura y, ¡también!, la llena de sangre.

Este paso mío por el ejército fue crucial y una gran decisión. Hoy le debo mucho. Me enseñó a amar el país de maneras nuevas y a enamorarme de su historia. Me enseñó que el compromiso con la Patria es diario, así este sea entregar papeles, poner un sello o tirarse en paracaídas de un helicóptero. Me enseñó el valor de las reglas, iguales e inflexibles para todos. Me enseñó que el trabajo bien hecho es el único camino y que es nuestra suprema obligación ante nuestros antepasados y generaciones futuras. Me enseñó que la gente vale por su trabajo, por su valentía y por su dedicación, más allá de toda jerarquía. Y me enseñó que los prejuicios son ciegos y no conducen a nada bueno.

El ejército también me dio el amor de Sergio, mi compañero de vida. Esa es mi deuda mayor.

¡Gracias por todo, querido Ejército Argentino! ¡Feliz día!

Con mamá y papá, el día de mi jura

miércoles, 23 de mayo de 2012

Piedras en el camino

—¡Basta de poner piedras en el camino! Lo complicás todo. No solucionás nada —dijo él.
—No es así, pero ¡está bien, no se hable más! Probemos, a ver si tu ideíta de las migas es mejor —le contestó Gretel, con aire suficiente, y empezó a desmenuzar el pan de su sándwich.

Los Salieri - Junio 2012

POESÍA
Carlos Carbone
Genoveva Arcaute
Gito Minore
Verónica Ruscio


PRESENTACIÓN DE LIBRO
Señales, de Liliana Varela


MÚSICA
Horacio Liñán (cantautor y fundador de Artenpie, Espacio Cultural)


Final con micrófono abierto, con tus poemas y cuentos cortos/breves.


►Sábado 2 de junio de 2012, de 18 a 21.
The Rozz: Medrano 152, Buenos Aires, Argentina

martes, 22 de mayo de 2012

Desidia

En el principio, creó Dios los cielos y la Tierra. «Sea la luz», dijo y la luz existió, y vio Dios que la luz era buena. Separó los mares de la parte seca de la Tierra y vio Dios que esto era bueno. Después creó las plantas y las bestias y luego al hombre y a la mujer. Con orgullo, vio que eran buenos.

Creó entonces a los ángeles. Los estaba mirando, cuando uno de ellos, con aspecto ebrio y rezongón, se cayó de una nube. «Ese me salió fallado. ¿Hacerlo de nuevo? Bah, nadie lo notará», pensó y dijo que todos los ángeles eran buenos, sin mirar de frente a Lucifer.

jueves, 17 de mayo de 2012

Premio Liebster Blog


El martes, bien tempranito, recibí esta noticia tan grata. Desde su El Elefante Funambulista, Gabriel Bevilaqua otorgó a este diario el premio Liebster Blog, cuyo fin es promocionar bitácoras que aún no han alcanzado los 200 seguidores.

Este mimo literario me hace muy bien. Por eso, muchas gracias de corazón, Gabriel, en mi nombre y en el de mis lectores. ¡Y felicitaciones por haber recibido este premio, que vos y tu bitácora merecen realmente!

Ahora es mi turno de tomar la posta (qué honor) y seleccionar mis cinco favoritos. Estos son los nominados:

  1. La palabra sembrada, de Laura García del Castaño, porque su poesía es visceral y sumamente femenina.
  2. Un diario posible, de Eva Murari, por su mirada exquisita de la cotidianeidad, por su foco puesto en lo pequeño.
  3. Griselda García, de la poeta del mismo nombre, porque difunde poemas de alta calidad, tanto originales como traducidos (bien traducidos).
  4. Las bocas de la voluntad, de Matías Berrondo, por su poesía reveladora, libre, irreverente.
  5. El living sin tiempo, de Martín Gardella, por sus microficciones siempre distintas, siempre impecables.


Las reglas del Liebster son:
  1. Copiar y pegar el premio en el blog y enlazarlo al blogger que te lo otorgó.
  2. Señalar tus cinco blogs preferidos con menos de 200 seguidores y escribir comentarios en sus blogs para que conozcan que han recibido el premio,
  3. Y, por último, esperar a que esas bitácoras continúen con la cadena y elijan a sus 5 blogs preferidos.

Corolario

Día intenso en Punto y Aparte. Nada pudo el paro de subtes de Buenos Aires para amordazar a doña Literatura. A la mañana, empezó un grupo joven y entusiasta el Taller de Narrativa y, a la tarde, el grupo del Taller de Poesía, fiel como pocos, trabajó las consignas con mucha creatividad.

En mi regreso, leí desde el colectivo una pintada: «Poesía al poder». Buen corolario para un día así.

viernes, 11 de mayo de 2012

Diálogo real: La voz de la conciencia


Ayer me senté en un banco del andén del subte. En el extremo del banco, había un paraguas negro, con mango de plástico. No era mío y no había nadie cerca. «Se lo olvidaron. Qué lástima», pensé y me puse a leer.

Al rato, una señora rubia muy bien puesta, con zapatos y cartera de cuero carísimos y al tono, se nos acercó (a mí y al paraguas).

—Linda, ¿ese paraguas es tuyo?
—No —contesté enfática, mientras la señora se acercaba al paraguas.
—¿Entonces no es tuyo? —insistió.
—No, no es mío.

Mientras el subte llegaba a la estación, la señora lo tomó como quien no quiere la cosa (pero quería). Yo no lo podía creer. Subí al vagón indignadísima y me la encontré nuevamente a la señora. Nos sentamos casi enfrentadas. La miraba y no lo podía creer.

Mi conciencia me habló con voz muy fuerte. La situación me superaba. Me sentía responsable de no haber defendido ese paraguas. Miraba a la mujer constantemente, no podía evitarlo. Pensaba todo el tiempo que esa mujer lo había robado.

Ya estaba llegando a la estación, cuando me levanté y fui a su encuentro.

—Señora, ese paraguas no es mío, pero tampoco es suyo —le dije y me fui a la puerta, para bajar.

La señora bajó conmigo y mientras salíamos del vagón, me dio mil explicaciones: que le pasa a todo el mundo, que ella sabía que no era suyo, pero que no había por qué dejarlo ahí, que ella había perdido mil paraguas en los colectivos... Entonces no la miré ni le hablé más, y dejé que avanzara entre la gente hacia la escalera de salida, paraguas en mano.

La señora sostenía ya el elemento antilluvia con cierta incomodidad, cuando vio a una jovencita, con un abrigo celeste medio raído y el pelo desgreñado, que bajaba la escalera.

—Tomá este paraguas. Te lo regalo.
—Gracias —dijo la muchacha y bajó contenta a la estación.

lunes, 7 de mayo de 2012

Diálogo real: Una miel especial

Un niño de unos cinco o seis años camina de la mano de su madre. Van en silencio hasta que pasan junto a un vendedor ambulante de productos regionales: miel, aceite de oliva...

—¿Por qué no le compraste miel, mamá?
—A vos no te gusta la miel.
—¡Claro que me gusta! Es muy buena la miel, mamá. Es de oveja.

sábado, 5 de mayo de 2012

Entrevista en La Esfera Cultural

Hace poquitos días, el 28 de abril, salió la entrevista que me hizo Antonio Guerrero para La Esfera Cultural con motivo de haber resultado finalista en la convocatoria Con un par de narices.

Pueden leerla aquí.

¡Gracias, Antonio y La Esfera Cultural!

Los Salieri - Mayo, evento suspendido

Gente querida, el evento de Los Salieri de hoy a las 18 se suspendió. Los organizadores me hicieron llegar este mensaje:

Siendo las 0 y 40 del día 5 de mayo el BAR EL CISNE, nos hace llegar un mensaje avisándonos que mañana permanecerán cerrados. Por lo tanto y sorprendidos por tal aviso, nos vemos obligados a cancelar LOS SALIERI DEL MES DE MAYO. 
Rogamos sepan Uds. disculparnos, son motivos totalmente ajenos a nuestra voluntad y decisión.
Nos volveremos a comunicar con Uds. a la brevedad.
abrazos
Elisabet Cincotta
Marcela Somoza
Marcelo Luna
Desde ya, les agradezco a quienes querían acompañarme en mi lectura.

viernes, 4 de mayo de 2012

Libertad

El canario despierta. Sale el sol en la jaula, en el balcón, en la ciudad. Entonces canta. ¡El canario canta!

Y su voz vuela libre hasta el árbol del cielo.