jueves, 29 de marzo de 2012

Hacer la tarea

Alejandro, uno de mis alumnos de taller, me dijo hoy: «Es la primera vez en mi vida que hago la tarea, que llego a casa y me pongo a hacer la tarea. No lo hice en la secundaria, tampoco en la universidad. Ahora me entusiasma. Si la tarea es escribir, ¡hago la tarea con gusto!».

La maravilla de dar clase.

martes, 27 de marzo de 2012

Dante Alighieri y Gustavo Adolfo Bécquer: dos textos

Dante Alighieri

Divina Comedia, Infierno, vv. 127-138

Por entretenernos leíamos un día
de Lancelote, cómo el amor lo oprimiera;
estábamos solos, y sin sospecha alguna.

Muchas veces los ojos túvonos suspensos
la lectura, y descolorido el rostro:
mas sólo un punto nos dejó vencidos.

Cuando leímos que la deseada risa
besada fue por tal amante,
este que nunca de mí se había apartado

temblando entero me besó en la boca:
el libro fue y su autor, para nos Galeoto,
y desde entonces no más ya no leímos.

Gustavo Adolfo Bécquer

XXIX

Sobre la falda tenía
el libro abierto;
en mi mejilla tocaban
sus rizos negros;
no veíamos las letras
ninguno creo;
mas guardábamos entrambos
hondo silencio.
¿Cuánto duró? Ni aun entonces
pude saberlo;
sólo sé que no se oía
más que el aliento,
que apresurado escapaba
del labio seco.
Sólo sé que nos volvimos
los dos a un tiempo
y nuestros ojos se hallaron
y sonó un beso.
 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Creación de Dante era el libro,
era su Infierno.
Cuando a él bajamos los ojos
yo dije trémulo:
—¿Comprendes ya que un poema
cabe en un verso?
Y ella respondió encendida:
—¡Ya lo comprendo!

lunes, 26 de marzo de 2012

Retrato, Sara Facio, 1980

A Sara Facio, por su fotografía.

Aquí está Borges.

Se abotona la camisa clara
de memoria y al tacto,
une ojal con botón,
de pie
en su biblioteca.

Se abotona la camisa ahora
para mí, en este instante
y también

hace treinta y dos años
sin espejo
en el reflejo
del tiempo.

9 de marzo de 2012

sábado, 24 de marzo de 2012

La Esfera Cultural publicó mi cuento breve El hambre

La Esfera Cultural ha publicado en su página mi cuento breve «El hambre». Si quieren pasar a leerlo (o releerlo, ¿por qué no?), entren aquí. Eso sí, llévense provisiones.

Gracias, Gabriel Bevilacqua, por hacerme conocer este sitio.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Diálogo real: Trabajo infantil

Diálogo de vecinos en el pasillo.

—Chicos, no sé si se dan cuenta, pero desde la nueve de la mañana que estoy fuera de casa. Estoy cansada. Quiero entrar y estar tranquila —dice la madre.
—¿Estuviste trabajando? —pregunta uno de los tres hijos.
—Sí.
—Bueno, nosotros estuvimos trabajando desde las nueve de la mañana en el colegio. ¿O eso no es trabajar? —dice otro de los hijos. Ruido de llave y puerta que se cierra.

Ana Benda: Certeza

Sé como nadie tu nombre,
a quién miras cuando cantas
y el aire en sombra de tu silencio.

Sé lo que acallas,
qué afirmas cuando niegas
y todo lo que espantas.

Sé que te amarro a la vida
como la raíz
y el ancla.

Lo sé. Vivo de tu razón callada.
Dios no le pide al abeto
vuelo ni canto.



Ana Benda nació en Buenos Aires y es doctora en Letras. Fue mi profesora de Introducción a la Literatura en primer año de Letras en la Universidad del Salvador.

El poema que transcribo pertenece a su libro Razón callada y fue publicado por la revista Gramma, en su número 30, página 35.

Jaulas, poema visual

Jaulas (poema visual)

Poema visual basado en un viejo texto de 2006.

lunes, 19 de marzo de 2012

Cortadura

Me corté con una hoja de papel.
Duele y pica.

Rasco.
El instinto humano es evidente.

Abrir la herida,
gozar
con la herida abierta.

Juan Ramón Jiménez: Platero y yo. El loco



Vestido de luto, con mi barba nazarena y mi breve sombrero negro, debo cobrar un extraño aspecto cabalgando en la blandura gris de Platero.

Cuando, yendo a las viñas, cruzo las últimas calles, blancas de cal con sol, los chiquillos gitanos, aceitosos y peludos, fuera de los harapos verdes, rojos y amarillos, las tensas barrigas tostadas, corren detrás de nosotros, chillando largamente.

—¡El loco! ¡El loco! ¡El loco!

...Delante está ya el campo verde. Frente al cielo inmenso y puro, de un incendiado añil, mis ojos —¡tan lejos de mis oídos!— se abren noblemente, recibiendo en su calma esa placidez sin nombre, esa serenidad armoniosa y divina que vive en el sinfín del horizonte.

Y quedan, allá lejos, por las altas eras, unos agudos gritos, velados finalmente, entrecortados, jadeantes, aburridos:

—¡El lo...co! ¡El lo...co!

viernes, 16 de marzo de 2012

Desvinculación del Instituto Mallea

Les informo mi reciente desvinculación del Instituto Superior de Letras Eduardo Mallea, del que egresé como correctora literaria.

Quien quiera conocer los detalles puede leer más aquí: Desvinculación del Instituto Superior de Letras Eduardo Mallea.

martes, 13 de marzo de 2012

Sobre el género lírico

«En la lírica no hay una historia que deba ser narrada, ni el poema puede despertar el deseo de saber cómo va a "acabar" ese mismo poema».
Aguiar e Silva, V. M. (1993). Teoría de la literatura. Madrid: Gredos.

lunes, 12 de marzo de 2012

Witold Gombrowicz: Contra los poetas (fragmento)

«Me cansa el canto monótono de esos versos, siempre elevado, me adormecen el ritmo y la rima, me extraña dentro del vocabulario poético cierta "pobreza dentro de la nobleza" (rosas, amor, noche, lirios), y a veces sospecho que todo ese modo de expresión y todo el grupo social que a él se dedica padecen de algún defecto básico».

Gombrowicz, W. (2004). Contra los poetas. Buenos Aires: Editorial Mate.