domingo, 11 de noviembre de 2012

Presentación de Calidoscopio de voces. Parte II



Aunque me aburrí un poco en la presentación de la antología, me hizo muy feliz recibir mi ejemplar y el diploma, y compartir el momento con mi marido.

Me aburrí porque me molesta que se diga que los poetas nos elevamos sobre el común de los mortales; me parece un concepto absolutamente discriminatorio. También me aburrí porque los presentadores explicaron algunas palabras a los presentes como si fuéramos niños de jardín (la mayoría de nosotros sabía qué era un palimpsesto, qué era un haiku y conocía el valor de la lectura para el poeta). Creo que, si los presentadores emplearan el tiempo en leer los poemas de los autores presentes, sería mejor y más justo para todos.

Lo divertido del evento fue una confusión. Un conocido del mellizo de mi marido (otro autor de la antología) pensó que yo también era de Tandil. Cuando le tocó a él buscar su diploma y su ejemplar, se lo comentó a los presentadores. Intenté aclararlo, sin éxito. Así pues fui de Tandil por un día y me divirtió la confusión, me alegró. Tandil es una tierra que amo. Bueno, eso explica la referencia al tenista Del Potro al final del video.

¡Gracias, Dunken!

No hay comentarios:

Publicar un comentario