miércoles, 8 de agosto de 2012

Éxtasis

Puedo morir en paz. Ya escuché, al menos una vez en la vida, a Máximo Simpson y a Teuco Castilla recitar sus poemas. Qué delicioso es perder noción de todo, hasta de la propia boca abierta, ante una poesía viva y voluptuosa como la de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario