jueves, 19 de julio de 2012

Cincuenta seguidores

Hace pocos días este diario alcanzó cincuenta seguidores. ¡Estoy muy agradecida!

Eso sí. No puedo dejar de imaginarme que a partir de ahora, cuando escribo, cuando leo, cuando veo algún video, tengo cincuenta personas a mi espalda que me siguen. Estoy segura (y ustedes, si me conocen a esta altura, también lo sabrán) de que haría amagues para ver si me siguen de veras. Amagaría ir para allá y luego para acullá y me divertiría mucho viendo que el gesto se repite por cincuenta. Sería crudelísimo de mi parte hacerlo, pero sería divertido, ¿o no?

Y, por favor, no se me acerquen demasiado. Mmm, ese lector me está leyendo, y también aquel otro... ¡Toda una multitud! ¿Qué pretenden ustedes de mí? ¡Socorroooooooo!

2 comentarios:

  1. ¡Hola, Verónica!

    No sé cómo funciona esto de las mediciones en Internet, pero creo que tal vez haya muchas miradas más. Pero, tranquila, lo único que la gente quiere es hacerse amiga.

    En estos tiempos fríos cualquiera se acerca para calentarse al ver una fogata en el camino. Y, además, todos saben que tus poemas son como la comida casera: ¿a quién no le gusta?

    Mr. Anónimo

    ResponderEliminar
  2. Vaya halago, Mr. Anónimo. Me ha dejado sin palabras. ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar