lunes, 7 de mayo de 2012

Diálogo real: Una miel especial

Un niño de unos cinco o seis años camina de la mano de su madre. Van en silencio hasta que pasan junto a un vendedor ambulante de productos regionales: miel, aceite de oliva...

—¿Por qué no le compraste miel, mamá?
—A vos no te gusta la miel.
—¡Claro que me gusta! Es muy buena la miel, mamá. Es de oveja.

2 comentarios:

  1. Jaja, me ha hecho reír el final, muy bueno y bien observado; cuando era chico siempre me confundían esas dos palabritas abeja-oveja. Supongo que debe ser muy habitual.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Me ha hecho reír tanto ese niño, Gabriel! Somos dos riendo.

    Saludos con lana y miel.

    ResponderEliminar