martes, 31 de mayo de 2011

Nostalgia de otoño

Rainer María Rilke: Der Panther

Su mirada se ha cansado de tanto observar
esos barrotes ante sí, en desfile incesante,
que nada más podría entrar ya en ella.
Le parece que sólo hay miles de barrotes
y que detrás de ellos ningún mundo existe.

Mientras avanza dibujando una y otra vez
con sus pisadas círculos estrechos,
el movimiento de sus patas hábiles y suaves
va mostrando una rotunda danza,
en torno a un centro en el que sigue alerta
una imponente voluntad.

Sólo a veces, permite en silencio, la apertura
de los cortinajes que ocultaban sus pupilas;
y cruza una imagen hacia adentro,
se desliza a través de los tensos músculos
cae en su corazón, se desvanece y muere.

viernes, 20 de mayo de 2011

Con los años

El mundo se agranda con los años.
Un metro mide treinta metros.
El árbol que estaba acá en el patio del vecino
se sacude la lluvia como un perro a lo lejos.
Las calles de ciudad se hacen de pueblo.

Pero somos nosotros,
que tomamos distancia lentamente.
Nos vamos alejando de las formas
hasta que nos vamos al final un día
por muerte o por miopía
es lo mismo.

(20May11)

Ricardo E. Molinari: Cuando me hablan de ti, es como si me perfumaran la cara...

Cuando me hablan de ti, es como si me perfumaran la cara
con una hoja de mirto. Ya estoy tan seguro de que te quiero
     que a veces quito
mis ojos de la luz para que atraviesen la noche por el cielo.
     el cielo.

Los jardines saben el nombre de tu río
y el de los antílopes que lo cruzan jugando entre el agua;
ninguno habrá que no lo haya sentido
fluir, humedeciéndome la boca,
en la mañana, o al caer la tarde,
sobre el aliento perezoso
de las flores.

Fuente: http://amediavoz.com/molinari.htm

jueves, 19 de mayo de 2011

Roberto Cambaré: Angélica

Angélica, cuando te nombro,
me vuelven a la memoria un valle,
pálida luna en la noche de abril
y aquel pueblito de Córdoba.
Si un águila fue tu cariño,
paloma, mi pobre alma. Temblando
mi corazón en sus garras sangró
y no le tuviste lástima.

No olvidaré cuando en tu Córdoba te vi
y tu clavel bajo los árboles robé.
Mis brazos fueron tu nido; tu velo, la luz
de la luna entre los álamos.

Tus párpados si por instantes
te vuelven los ojos mansos
recuerdan cuando en el cielo de pronto se ve
que nace y muere un relámpago.

La sábana que sobre el suelo
se tiende cuando la escarcha
no es blanca como la límpida flor de tu piel
ni fría como tus lágrimas.

No olvidaré cuando en tu Córdoba te vi
y tu clavel bajo los árboles robé.
Mis brazos fueron tu nido; tu velo, la luz
de la luna entre los álamos.


miércoles, 18 de mayo de 2011

Foto de cara

Siempre soy el ojo que mira
ahí esa cúpula del pasado
el sigiloso insecto que entró por la ventana
y se balancea aferrado a la cortina
el cielo rosado de la tarde
un abuelo y un nieto aúpa en la orilla

por eso no tengo fotos de cara
de cara mía sonriente buen encuadre
no tengo fotos en color ni blanco y negro
fotos de mi sonrisa mis poros mis arrugas
no quedo registrada en ningún lado

los autorretratos son mentiras
no hay forma
y sigo siendo el ojo un ojo cíclico
ojo al cuadrado
ojo período
que repite el ojo en un espejo
y no termina nunca de mirar

a veces quiero cerrar mi ojo de cíclope
y que me devuelvas la mirada

William Shakespeare: Soneto II

Cuando cuarenta inviernos asedien tu frente
y caven profundos surcos en el terreno de tu belleza,
la orgullosa vivacidad de tu juventud, tan admirada ahora,
será una prenda desgarrada, de muy poco valor:
y cuando se te pregunte dónde está toda tu belleza,
dónde todo el tesoro de tus días lozanos,
el decir que está en el fondo de tus ojos hundidos
será una amarga vergüenza y un elogio vano.
¡Cuánto más halago merecería el uso de tu belleza
si pudieras responder: "Este hermoso hijo mío
saldará mi cuenta y me servirá de disculpa",
mostrando como tu propia herencia su belleza!
Será como renovarte cuando tú estés muy viejo,
y ver caliente tu sangre cuando la sientas fría.

Traducción de Juan Arecha.

II
When forty winters shall besiege thy brow
and dig deep trenches in thy beauty's field,
thy youth's proud livery, so gazed on now,
will be a tatter'd weed, of small worth held:
then being ask'd where all thy beauty lies,
where all the treasuer of thy lusty days,
to say, within thine own deep-sunken eyes,
were an ill-eating shame and thriftless praise.
How much more praise deserved thy beauty's use,
if thou couldst answer "This fair child of mine
shall sum my count and make my old excuse",
providing his beauty by succession thine!
This were to be new made when thou art old,
and see thy blood warm when thou feel'st it cold.

martes, 3 de mayo de 2011

Un descubrimiento diferente: Poesía Estéreo

Hoy descubrí el blog de Poesía Estéreo, un dúo que se dedica a la poesía oral. Algo muy distinto de lo que se ve en la red y, a mi juicio, renovador. Me gustaron mucho la ironía, el humor, lo lúdico y principalmente el enfoque de la poesía desde lo oral, que es para mí la esencia de la poesía.

El video al pie se llama Yo creo que podría ser poeta, en él interpretan un poema de Taylor Mali y es para mí una muestra genial de ironía y oralidad del poeta y de los intérpretes. Pasen y vean, pero, por favor, antes dejen los prejuicios en la puerta. Espero que rían como yo.


Yo creo que podria ser poeta - Poesia Estereo from CamiloMolfino on Vimeo.

lunes, 2 de mayo de 2011

Herman Hesse: Fragmento de Siddharta

"¿Cómo podría desatender las palabras de esa boca? Tus labios son como un higo recién abierto, Kamala. También mi boca es roja y fresca y hará juego con la tuya, lo verás".
(Herman Hesse, Siddharta, "Kamala")