domingo, 23 de octubre de 2011

Estuve en Festival de Poesía Curandera

El viernes estuve en el Festival de Poesía Curandera. Empezó a las diez y pico de la noche, casi dos horas después de la hora a la que fue citada la gente (ocho y media). Indignante. Reconozco que soy impuntual, pero dos horas de tardanza me parecieron incluso a mí una falta de respeto, especialmente cuando me enteré de que siempre es así. Eso tiñó la velada de cierto desencanto.

De todos modos, escuché a un poeta que me sorprendió por la alta sensibilidad de sus textos, Diego Ravenna; me atrajeron los poemas largos y profundos de Claudia Masin, en particular uno sobre la lluvia, y cerró el festival el gran Leopoldo Castilla.

Castilla leyó poemas de Campo de prueba (Sobre la perspectiva, Sobre la perfección, Superficies) y de Manada (IV, VII, XXIII). Lo filmé. La acústica no era la mejor, pero algo pude registrar. Ayuda seguir la lectura con los poemas al lado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario