miércoles, 7 de septiembre de 2011

a Sergio R. C.

Señor juez
no se sorprenda.

Es verdad
estoy de zapatillas
y sin velo
no pretendo fingir unos rulos
ni me saqué el delantal
algo manchado
con que cocino.

Vengo ante usted
como quien va
por un pasillo de oficinas
y se asoma
con un gesto de cabeza
o de mano
y sigue.
Soy una pasajera
y usted una parada
de colectivo
nada más.

Usted es un extraño
y no va a cambiar las cosas.
Sépalo.

A mi novio le dije que sí
hace ya mucho tiempo.

4 comentarios:

  1. Parece que andamos en las mismas. A mí me toca el 16 de este mes pasar por esa parada.

    Besitos castos y mucha felicidad :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Un par de días nomás! Muchas felicidades para los dos.

    Yo tengo que esperar un poquito más, pero ya estamos en la cuesta final. Bueno, "cuesta" lo que se dice "cuesta", no, porque no pensamos desbarrancarnos, je, je, je.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Y así uno se viene a enterarrrrrrr??? Qué alegría Vero!!!! Te quiero!!!

    ResponderEliminar
  4. Lau, Lechu mía, ¡yo también te quiero! Estamos en los preparativos. Falta el último tramo todavía. Ya te contaré los detalles :-)

    Besos.

    ResponderEliminar