miércoles, 7 de septiembre de 2011

Julio Cortázar: El niño bueno

No sabré desatarme los zapatos y dejar que la ciudad me muerda los pies
no me emborracharé bajo los puentes, no cometeré faltas de estilo.
Acepto este destino de camisas planchadas,
llego a tiempo a los cines, cedo mi asiento a las señoras.
El largo desarreglo de los sentidos me va mal. Opto
por el dentífrico y las toallas. Me vacuno.
Mira qué pobre amante, incapaz de meterse en una fuente
para traerte un pescadito rojo
bajo la rabia de gendarmes y niñeras.


Fuente: http://www.los-poetas.com/b/corta1.htm#EL%20NI%C3%91O%20BUENO

2 comentarios:

  1. [com que despojo, a vida, o próprio ritmo do mundo, entra dentro da palavra em poema]

    um abraço,

    Leonardo B.

    ResponderEliminar
  2. Oi, Leonardo. Sim, ¡com que despojo!

    Beijos.

    ResponderEliminar