martes, 28 de junio de 2011

Le cambié el nombre al blog

Hoy tomé la decisión, tras cuatro años con el mismo nombre, de cambiarle el nombre a este hijo. Hasta ayer se llamaba "Diario de poesía" y hoy ha tomado el nombre de "Diario verusciano".

Un motivo de peso para hacer esto era que el título no tenía nada que ver con el dominio (http://veruscio.blogspot.com) y, como no había conexión, obligaba a muchos lectores a buscarlo por título en Google. Una actitud totalmente descortés de mi parte.

Otro motivo era que existía paralelamente un Diario de poesía, una revista que conocí no hace tanto y cuyo nombre no quería usurpar de ningún modo (si es que era anterior a mi diario, algo de lo que no estoy segura).

El último motivo es que creció en mí el deseo de incluir otro tipo de escritos en este espacio, como cuentos y minificciones, sin contradecir abiertamente el título ni desencantar a mis lectores. Como sabemos, el título fomenta la anticipación, las previsiones, las expectativas.

La poesía es mi casa, eso ténganlo por seguro. Es más que mi casa, es mi hogar, mi corazón, mi vida. Pero no es lo único que escribo. Como les comenté hace un tiempo, mi sueño adolescente de ser escritora era bien concreto: quería ser cuentista. La vida me llevó por otros géneros y ese fervor que conocí a los ocho, diez, once años por la rima y los poemas en general no me abandonó, al punto de que hoy es un fuego interior que me anima como pocas otras cosas.

Corto entonces nuevamente la cinta de este espacio e inauguro un diario que traerá novedades, pero que seguirá fiel a sus raíces poéticas.

3 comentarios:

  1. ¡Gracias, Vero! Me alegra que te guste.

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido el cambio por aquello que has mencionado de incluir cuentos y minificciones. La prosa se te da muy bien y sin abandonar tu poesía es un terreno que por lo que te he leído (como El débil) te fue y te será fértil.

    Saludos.

    ResponderEliminar