lunes, 25 de abril de 2011

Gonzalo Rojas: No, no quiero decirle muerto mi muerto

Leí en el Blog del amasijo que murió hoy Gonzalo Rojas, el padre de este poema magnífico, entre otros tantos. Y siento una tristeza inmensa.

Los grandes poetas llegan siempre de la mano de personas especiales. A mí me lo hizo conocer no hace tanto Griselda García en su maravilloso blog. A ella le estaré eternamente agradecida por este regalo.

No, Gonzalo (permítame llamarlo por su nombre de pila), no quiero decirle muerto mi muerto porque no es así. No, Gonzalo. No se ha ido usted a ninguna parte. No lo dejan sus versos. No lo dejan sus lectores.

No sé a qué lugares llevaré su cofre de poemas, pero lo tendré siempre conmigo.

No, Gonzalo. Esto es un hecho: me comprometo a leerlo tanto como me sea posible. Así puede ver con mis ojos, mientras pronuncio sus palabras, las nubes y soles del futuro, la poesía que escribirán los nietos de su Chile, los versos que saldrán de las minas, en cánticos hasta el cielo.

Y digo no, no quiero decirle muerto mi muerto. Y viva usted en mí, en mi no y en el no que tantos están diciendo ahora con la noticia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario