jueves, 23 de diciembre de 2010

Un villancico

Todos los años vuelven para esta fecha las mismas canciones populares. La tradición se vuelve fuerte. Lo que cantaban los abuelos de niños lo están cantando sus nietos. Qué es eso sino pueblo vivo, poesía.



Al Rey de los Cielos

Van los pastores de fiesta
caminito del portal,
mira que te mira la estrella, la estrella,
ay mira que te mira, mirándola van.

La noche se pone clara
y la estrella que los guía
en el pesebre se para
para anunciar al mesías.

Tocando y cantando
bailando al compás
coplillas alegres de la Navidad.

Los pastorcitos en Navidad
le regalan al Rey de los Cielos
que está en el portal
del campo la hoja,
del huerto, el lautel
y hasta cantaritos de arrope y meloja,
de arrope y meloja, de menta y de miel.

Ya le llevan al Rey de los Cielos
mantilla, pañuelo,
fajilla y corsé
porque vienen los fríos de enero
y está medio en cueros el Niño Manuel.

Ya las claritas del día
ponen luz en el portal,
mira que te mira su niño María
ay mira que te mira, mirándolo está.

José ha visto que su vara
de nardo está florecida
y azucenas en la cara
se le ponen a María.

El buey y la mula
le dan su calor
al Rey de los Cielos
que anoche nació.

Los pastorcitos en Navidad
le regalan al Rey de los Cielos
que está en el portal
del campo la hoja,
del huerto, el laurel
y hasta cantaritos de arrope y meloja,
de arrope y meloja, de menta y de miel.

Ya le llevan al Rey de los Cielos
mantilla, pañuelo,
fajilla y corsé
porque vienen los fríos de enero
y está medio en cueros el Niño Manuel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario