martes, 14 de diciembre de 2010

Sueño

Era una noche de calor,
llegaba el verano.
Y yo quería un hijo
(había nacido para eso).
Vos estabas conmigo
te ponías nervioso,
alzabas las cejas,
movías las manos.
Me decías
no todo está solucionado.
Había que esperar
y no sabías cuánto.
Las paredes se estrechaban.
Junto a mi ojo derecho
volaba una mosca.
Yo lloraba mucho,
como era de esperarse.
Miraba y todo me resultaba extraño.
No podía, no podía respirar.

Sí, el hijo, la espera,
todo un sueño.

Y ahora
cómo hago
cómo hago para dormirme.

2 comentarios:

  1. felices fiestas para ti también.
    te queda muy bien el corte de pelo.
    ;)

    ResponderEliminar