sábado, 4 de diciembre de 2010

Regreso

La mesa puesta, las copas, un vino.
Todo es perfecto este viernes
mientras Marsalis suena en el comedor.

Estás muy cerca.
El micro dejó atrás ya cielos abiertos,
rectangulares vacas, girasoles.
La ruta se espesa ahora como el lodo,
se hace la luz en plena noche.
Muy cerca.

Y la puerta, más hipnótica que nunca.
Hipnótica, hipnótica.

Cerca, ¡tan cerca! como
amor amor me hiciste falta
qué tal estuvo el viaje.

04 Dic 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario