miércoles, 15 de diciembre de 2010

La araña

La araña
octopática y ligera
hace escalada en la pared blanca.

Va sin mosquetón,
no hay seguros ni sogas,
sólo el precipicio.

La miro de cerca
y la dejo esconderse
en un estante.

Ojalá haya aprendido.
No todo es matar por instinto.
Viene bien cada tanto
que alguien te perdone la vida.

3 comentarios:

  1. Me gusta tu poema,soy solo un conteplador de poemas, no es mucho lo que te puedo regalar pero es todo lo que tengo,me gusta tu poema.Gracias por compartirlo. Atte. Pali De Angelis(de Bariloche).

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu poema.Soy solo un contemplador de poemas,no es mucho lo que tengo para regalarte pero es todo lo que tengo.Me gusta tu poema.Gracias por este momento de contemplación. Atte, Pali De Angelis(Bariloche)

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Pali. Y bienvenido a mi diario.

    Saludos.

    ResponderEliminar