martes, 2 de noviembre de 2010

Captcha

Me gustan los captcha.
Inventan palabras para que la lengua no muera,
como el latín, pobrecito.
Me dicen a diario que soy humana,
como una advertencia,
recordá, sos humana,
¿vas a publicar eso?

Mintinli me dijo un captcha hoy.
Li mir istibi sirini.
Me encantaba esa canción, la escuché hace poco,
la canté a la noche en la cocina,
mi viejo grabador de periodista a todo volumen,
canté mientras el casete del ochenta y pico daba vueltas
en sus dos rueditas.
Lu mur ustubu surunu.
Y yo, tan revuelta por adentro.

Están los diccionarios, que consulto cada tanto,
sobre todo cuando escribo.
Pero no tienen la magia de los captcha.
Ni la sorpresa.

Hay algo en esas palabras.
Habrá que tenerlas en cuenta.
Las máquinas también son poetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario