martes, 24 de noviembre de 2009

El jardincito

Al Watson

El llanto en la puerta del primer día, pura trompa y lagrimitas. La bolsita de cuadraditos blancos y marrones y, adentro, las galletitas Manón y algún juguete. La escalera larga, larga y verde como una oruga, hasta la salita (dos pies por escalón). Los dedos manchados de crayón y el papel en blanco que invitaba a mis deditos, a mis rayas, a mis rulos y a los señores de palito y sombrero y a las señoras de vestido con botones grandes al frente. Y después las canciones, todas con rima, y hacer palmas y reír. Y el patio de baldozas naranjas con ese palo alto de metal en el medio. En fila y todos ordenados (sin sacarnos los mocos), el cielo blanco y celeste en la punta de ese palo. Los nenes y las nenas, cortes taza y colitas. La hora de la leche y de la siesta hasta que a guardar a guardar... nos abría los ojitos y era hora de montar la oruga verde hasta la puerta, hasta la alta mano de mamá que me esperaba.

Escrito en 2004.

viernes, 20 de noviembre de 2009

A veces la noche



a veces la noche me desborda
y crezco oscura y crezco noche
más verónica que nunca
26dic03

Nota: La foto es mía; fue tomada el 7 de agosto de 2009, camino a Casilda, provincia de Santa Fe.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Vértigo

Les temo a los aviones.
Los hombres, las ciudades se ven minúsculos.
Los ríos son víboras
que sólo buscan morder.
En el cielo no hay ángeles
y el vértigo crece y trae
asco y náuseas y más miedo.

La vida en tierra no es mucho más segura.
Hay fechas, algunas fechas,
que empequeñecen al hombre
y su reinado,
que llenan de vacío los estómagos
y alejan a los dioses.

Fechas de festejo aparente
(año nuevo, navidad, los cumpleaños)
en que la ausencia levanta su copa
por tu falta de olvido
por aquellos que te duelen y te faltan
cada vez más
año tras año.

Les temo a los aviones
pero qué vértigo genera la vida en tierra.

14 Nov 09