miércoles, 29 de julio de 2009

Equilibrista

Es bicho de ciudad.
Por eso busca el equilibrio
entre alturas para la veneración
oscuros rincones
y prisa
llena de cables.

A veces sigue esas líneas negras que cortan
el cuadrado del cielo
de azotea en balcón.
(La equilibrista es voyeur
y de noche espía a los vecinos).
Es feliz, pero está el miedo.

Algún día alguien
seguramente un insensible
va a gritar rata rata
y va a golpearle la cabeza
con un escobillón.