martes, 19 de mayo de 2009

Escribí prontito, María Amelia


Hace tiempo (desde el 11 de marzo) que la abuela María Amelia, de A mis 95 años, que ya a esta altura tiene 97, no publica nada y sus lectores estamos preocupados. Una de sus lectoras se ha enterado de que está internada en el hospital. El miedo y la ansiedad se han instalado. La gente no para de dejarle mensajes de amor en su último posteo.

Es que lo que ha hecho María Amelia es un canto a la vida. Su nieto le regaló una computadora y ella se creó una bitácora. Y desde allí empezó a hablar de sus cosas, de sus recuerdos, dio consejos, transmitió valentía, ganas de vivir, amor. Los lectores la aman. ¡Pero qué digo! LA AMAN, así, con mayúscula. Es tu abuela y toda la sabiduría de todos los abuelos del mundo en tu compu, usando tus mismos medios.

Hace tanto que la incluí en mi listita de bitácoras (abajo a la derecha) que ni me acuerdo cuándo fue. Pero aquí la tengo a María Amelia con su blog y cada tanto entro a leerla. Sólo que ahora la extraño y la extrañamos todos sus lectores.

Un par de días atrás, leía en Los divagues del Santi que "Uno está en este asunto de los blogs como en una isla tirando mensajes flotantes a las otras islas". Y es así, somos islas, pero Internet nos une de alguna manera. Estamos solos, pero nos acompañamos. Y cuando uno de nosotros falta, cuando uno de nosotros se ausenta, se nota.

¡Fuerza, querida María Amelia! Repóngase prontito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario