martes, 3 de febrero de 2009

Cuerda

Compré un reloj.
Cada noche
me siento al borde de la cama
y enrosco con una cuerda
el alambre del tiempo.
Mi esfuerzo es inútil:
cada noche
las agujas tejen remolinos
para desenredar las horas;
quieren despertar la serpiente.
Doy cuerda y no sirve.
La vida se filtra lo mismo
y se me van los segundos
como por una gotera.

02-Feb-09

No hay comentarios:

Publicar un comentario