martes, 11 de noviembre de 2008

Carnicería

Un poema de Jorge Luis Borges que no se lee tanto, no sé por qué. A mí me gusta. Ese adjetivo "finales" tiene sinceramente una precisión quirúrgica única. Vaya, qué envidia.

Carnicería
Más vil que un lupanar
la carnicería rubrica como una afrenta la calle.
Sobre el dintel
una ciega cabeza de vaca
preside el aquelarre
de carne charra y mármoles finales
con la remota majestad de un ídolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario