miércoles, 13 de agosto de 2008

Tetas

La nena se mira,
dos pequeños botones duermen en su pecho.
Busca “teta” en el larousse, a escondidas.
Se tapa la boca para reír.

Claro que tiene miedo. No quiere una verdulería.
No quiere que le crezcan melones ni naranjas ni limones.
Sólo tetas.
Tetas redondas o puntudas, grandes o chicas.
Qué importa, mientras le crezcan tetas de mujer.

Ah, y todavía no tiene la llave de su casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario