jueves, 14 de febrero de 2008

En nombre del amor



Día de los enamorados. Seguramente muchos están buscando poemas por internet para mandarles a sus amados y amadas. Tantos versos hay sobre el amor. Y tan inasible, indescriptible e indócil es este sentimiento.

Neruda fue un poeta que, entre otras cosas, le cantó al amor. Me gustaría dejar en claro esto. Digo "entre otras cosas" porque, para mí, sus mejores versos son otros: las odas, por poner un ejemplo. En fin, estoy cayendo en un clisé con esto de traer a Neruda un día como hoy, pero convengamos que los clisés tienen un fondo de verdad. Es innegable.

La amada de Neruda era su esposa Matilde, quien fue depositaria de los versos más envidiados por las mujeres. Bueno, al menos por mí.

Aquí va uno de mis preferidos, que llevo anotado en el cuadernito para poesía que me regaló Sergio, mi amor. Espero que les guste.

XXV
Antes de amarte, amor, nada era mío:
vacilé por las calles y las cosas
nada contaba ni tenía nombre
el mundo era del aire que esperaba.

Yo conocí salones cenicientos
túneles habitados por la luna,
hangares crueles que se despedían,
preguntas que insistían en la arena.

Todo estaba vacío, muerto y mudo,
caído, abandonado y decaído,
todo era inalienablemente ajeno,

todo era de los otros y de nadie,
hasta que tu belleza y tu pobreza
llenaron el otoño de regalos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario