viernes, 30 de noviembre de 2007

Pensamientos sueltos sobre Gelman y la poesía

Juan Gelman ganó el Cervantes. Salió la noticia en todos los canales y radios. Ahora todos hablan como si leyeran mucha poesía. Me hacen reír.

A propósito del premio, Gelman dijo algo muy cierto: se mostró muy contento por lo que significaba el premio a nivel personal, pero destacó que el premio era más importante todavía para la poesía, que siempre termina relegada por las grandes editoriales.

Me hizo pensar. Es un poco así. Las editoriales no editan poesía (por lo menos no todo lo que uno quisiera), pero también es cierto que la gente no va en hordas desesperadas a leer poesía. Sí, yo exijo más poesía, lo hace Gelman, lo hacés vos que leés este blog, pero ¿cuánta gente más lo hace?

El hecho es que la gente no lee tanta poesía. O peor: dicen que no les gusta porque la asocian exclusivamente a la rima, a lo cursi y a la escuela primaria. Tamaño error. ¿Eso es lo que nuestras escuelas enseñan de poesía?

Mm, creo que la respuesta se parece demasiado a un sí.

Bien por Gelman, bien por la poesía, entonces. Oh, ya lo anticipo. Las grandes editoriales van a publicar a Gelman de ahora en más, se va a poner rabiosamente de moda... y, aunque mi tono no sea del todo conforme por esto de las modas culturales, la esperanza está en que tanto marketing editorial pueda llevar más lectores para el lado de la poesía.

No vendría mal, ¿no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario