jueves, 18 de octubre de 2007

Alba Estrella Gutiérrez

Para mí, ayer fue uno de esos días que traen regalos, dones. La poeta Alba Estrella Gutiérrez, que tanto admiro, me escribió un hermoso correo electrónico y me hizo sentir que, realmente, la poesía hermana.

Hace unos años, cuando descubrí la obra de Fermín Estrella Gutiérrez (su padre), me propuse buscar información, seguir leyéndolo, conocerlo más. Así llegué, por los caminitos que nos ofrece internet, a una página donde le hacían un homenaje, donde dejé un pequeño comentario.

Alba lo leyó y se puso en contacto conmigo para agradecerme, sin saber que yo también la leía a ella y la admiraba.

Así, pues, hoy me enorgullece traerles uno de sus últimos poemas. ¡Gracias, Alba, por compartirlo!

la voz
cuando los pasos
desnuden el impiadoso regreso
en lugar apenas tibio
dormido entre mis ojos
cuando todo se olvide
y quede sólo
una luciérnaga de alas
comienzo de llama entre tus cejas
y tiemble su velamen de sombra
cuando de mí se burlen
los dioses invisibles
cotidianos orfebres
inmensa aventura
de haber sido un acaso
o un tal vez de insobornable cierto
en fugaces presagios
cuando esto suceda
porque sé lo que digo
tu voz se hará ventana

de cerrojos abiertos

2 comentarios: