jueves, 30 de agosto de 2007

Castel y el sueño del pájaro

Juan Pablo Castel, personaje de El túnel, se la pasa diciendo que hay un desdoblamiento en él. Pero ¿cuál es ese desdoblamiento?

Veamos: por un lado, es un hombre tierno, humilde y sensible; por otro, es un hombre violento. Por un lado, es un hombre calculador y frío; por otro, es impulsivo e irracional. Dos caras de la misma moneda. El reprimido y el violento. El controlador y el impulsivo. Es las dos cosas, que son lo mismo.

Su mundo calculador y racional lo oprime. Le quita la libertad, lo esclaviza. Es prisionero de sus razonamientos. Se equivoca trágicamente. No ve los grises de la vida; sólo se queda con el blanco y el negro. Y sufre, sufre mucho.

Por eso, el sueño: un mago lo convierte en pájaro, pero nadie lo nota, el resto lo sigue viendo como a un hombre. Él es dos personas en una y sólo él lo sabe. El resto ve la unidad, que Castel sabe perfectamente que no es tal. Él es dos hombres en un solo cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario